¿Cómo es?

Es una secuencia progresiva de sesiones. Las sesiones se realizan una vez por semana, durante dos horas.  

Cada sesión consiste en un conjunto de ejercicios en los cuales se despliegan movimientos que involucran aspectos motores, afectivos y existenciales; estados de conciencia, de conexión con uno mismo y de vinculación con el ecosistema.

Los ejercicios están acompañados por música, canto, danza, expresión emocional, situaciones de encuentro y comunicación en grupo, con experiencias de trance y regresión, y estados amplificados de la conciencia.

Para hacer Biodanza no es necesario saber danzar.